• Sifu Diego Wolf

Sobre nuestras clases



Hola querido/a lector/a. ¿Cómo estás? Espero que bien. Hoy tenemos otro tema interesante para conversar.


Hoy te voy a contar como son nuestras clases de defensa personal y te voy a contar también porque nuestras clases son diferentes a cualquier otra clase que hayas tomado antes.



Los días de clase son los Lunes, Miércoles y Viernes de 19 a 21hs. Pero tranquilo, no hace falta que vengas todos los días. Podes también venir 1 o 2 veces por semana, si no podés los 3 días.

Por supuesto, mientras más veces vengas a clases, más rápido podrás aprender a defenderte en la calle de nuestros días.


No se requieren increíbles cualidades físicas ni tampoco una inteligencia especial ni un cuerpo atlético.


Ahora, hablemos en detalle cómo son las clases:


Primero, al ingresar a nuestro Kwoon (nuestro salón de práctica) y luego de ejecutar el saludo protocolar, comenzamos con una calistenia. Consiste en movimientos sencillos que están diseñados para aflojar las articulaciones, los tendones y los músculos de todo el cuerpo, con el fín de evitar posibles lesiones, contracturas y dislocaciones durante la práctica técnica de la clase.


También, es una forma sana de “despertar” el cuerpo: el ritmo cardíaco comienza a subir y la sangre fluye a todos los músculos, lo que te permite poder comenzar la actividad de entrenamiento.



Luego tendrás aprox. 30 a 40 min. de entrenamiento físico. Nuestro entrenamiento es bastante variado, porque nuestro objetivo es preparar tu físico para poder soportar cualquier tipo de situación. Esto significa que quizás tengas que salir corriendo durante un robo o enfrentamiento y necesitas poder mantener esa carrera para poner distancia entre vos y el agresor rápidamente. Quizás requieras ganar cierta agilidad para poder moverte con mayor efectividad con respecto a tu agresor y que puedas salir airoso de la situación de riesgo que estás viviendo.



Parte de nuestros ejercicios físicos son bastante comunes y conocidos por todos: flexiones de brazos, abdominales, espinales, salto de soga… luego tenemos otros ejercicios que son más particulares y adaptados ya para la defensa personal, con el objetivo de fortalecer alguna musculatura en particular.



Luego, comienza entonces la clase técnica. Ya sometiste tu cuerpo a realizar acciones poderosas y estás en caliente, así que ahora llega el momento de realizar tu aprendizaje técnico.


Dicho aprendizaje varia de clase en clase y tiene por supuesto el objetivo de lograr que vayas comprendiendo cómo funcionan nuestros sistemas de defensa personal. A medida que vayas profundizando mediante la práctica y los sucesivos exámenes, se va aumentando la dificultad en la práctica y van cambiando las técnicas.



El aprendizaje se realiza siempre por parejas de entrenamiento, lo cual genera que siempre tengas alguien con más experiencia que vos, para ayudarte durante el entrenamiento.



En nuestro Kwoon, los hombres y mujeres son iguales en lo que se refiere al entrenamiento, por lo tanto se les enseña a las mujeres a entrenar con mujeres en una primera instancia, pero luego entrenarán con hombres. Esto se realiza para poder generar la autoconfianza suficiente en ellas, que es necesaria para defenderse del ataque de un hombre.


También les demuestra que son capaces de realizar las técnicas sin ningún tipo de problema y que nuestras técnicas funcionan de verdad.



Entre nuestros variados entrenamientos podemos encontrar:



• Entrenamiento de S.A.R.A

• Técnicas antiabordaje

• Técnicas antiviolación

• Técnicas para combate de suelo

• Técnicas de proyecciones y derribos

• Técnicas que se pueden utilizar para enfrentar a múltiples agresores


Todo esto y más, podés encontrar en nuestras clases.


Hoy no necesitás viajar a China y conseguir o tener la suerte de que un Maestro chino quiera enseñarte y ver la forma de mantenerte en su país mientras continuás el entrenamiento. Solamente necesitás acercarte a nuestra sede en el barrio de Boedo y tomar clases con nosotros, mientras continuás con tu vida normal.


Lo único que tendrás que hacer, es disponer de un mínimo de 2 horas por semana para poder concurrir al menos una clase por semana y comenzar a comprender como defenderte con las técnicas tan simples y efectivas que tenemos para enseñarte.



Y todavía no te dije lo mejor de todo: Yo soy de aquellos que considera que uno debe SABER cómo es el “servicio” que estás contratando. De la misma forma que cuando decidís comenzar a estudiar un idioma, podés ver el programa de estudio y verificar si se ajusta a tus objetivos, nosotros proponemos lo mismo.



Podés venir a tomar una clase de prueba sin cargo, cuando gustes. Solo necesitás concurrir en los días y horarios que indiqué al principio de este artículo, con ropa deportiva cómoda, zapatillas y una botella de agua para hidratarte.


Podés venir a realizar y sentir la clase por vos mismo, conocernos en persona y dialogar con mi grupo de entrenamiento. Podés ver si estás cómodo/a y si lo que te proponemos, cumple con tus expectativas.



En caso de que decidas que nuestro entrenamiento no es para vos, no pasa nada. Y por supuesto no hay obligación de participación.


Ahora quiero darte un último consejo en base a lo que aprendí en mis años de entrenamiento: Te pido que no descartes la posibilidad de probar una clase que es absolutamente sin cargo.


Dame una oportunidad de mostrarte porque nuestro entrenamiento es mejor que cualquier otro. A lo largo de mi carrera, he conocido a muchas personas que tenían interés en aprender nuestros métodos de defensa personal, pero siempre estaban esperando el día perfecto para comenzar, y por supuesto, el día perfecto nunca llega.


Y hoy seguramente, estan parados en el mismo punto de partida que en aquel momento, porque NO TOMARON ACCION.



Así que hoy tenés la oportunidad de cambiar tu vida. No esperes más. Toma hoy el primer paso hacia un cambio que dura para siempre y que va a cambiar tu vida.


Vas a poder caminar por la calle sin sentir miedo y tener más confianza al estar con gente a la cual no conocés.


Vas a ser capaz de tomar mejores decisiones ahora que tenés el control de vos mismo y ya no te sentís amedrentado por los cambios.



No dejes pasar esta oportunidad. No dejes que la vida se te pase de largo. Nunca es tarde para tomar el control de tu vida.


Contactame por este medio o a través de la página web y reservá tu clase gratuita ya mismo.


Te deseo la mejor de las suertes. Y espero verte en mis clases pronto para poder estrecharte la mano y darte un abrazo, por tener el valor de realizar este profundo cambio en tu vida al comenzar a entrenar con nosotros.


Saludos. Que andes muy bien.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo