• Sifu Diego Wolf

¿Qué significa ser "evolucionista" en la Defensa Personal?

Hola nuevamente. Aquí estamos compartiendo otro interesante tema de la defensa personal.



Hoy voy a contarte sobre las 2 corrientes de pensamiento que existen e involucran a todas las escuelas de artes marciales y defensa personal.


Desde aquellos tiempos remotos (aprox. Hace 4000 años), cuando en China se comenzaba a desarrollar los diferentes estilos de Kung Fu, el cual se conoce es el arte marcial más antiguo del mundo, las escuelas adoptaron diferentes costumbres y visiones sobre el contenido que debería incluirse y el que no, con respecto a la defensa personal.


El hecho de que cada clan o tribu o escuela de practicantes estuviera separada del resto y tuvieran sus propias ideas, su propia filosofía y sus técnicas, generaba que cada uno tuviera diferentes puntos de vista con respecto a que debería “incluirse” y que no, dentro de su estilo marcial o defensa personal.



Esta es, en términos MUY simplificados, la razón por la cual existen tantas variantes de artes marciales, aún cuando el arte madre es el mismo.

"Los tiempos cambian y la defensa personal debe adaptarse en consecuencia"




Por otro lado, los tiempos fueron cambiando, y hemos pasado de transportarnos en carretas traccionadas por caballos a manejar autos, motocicletas y diferentes tipos de vehículos y de tener un sable y un cuchillo quizás, como arma para defendernos, a no tener practicamente nada (hablamos de un civil común como ustedes y yo).



Esto generó nuevas oportunidades de riesgo para nosotros, debido a que cada vez es mas “sencillo” hacer daño a una persona debido a la gran cantidad de avances tecnológicos que tenemos hoy en día en nuestra sociedad. Y como el arte marcial o Sistema de defensa personal es algo que dejó de investigarse y se basa en enseñanzas documentadas previamente y que por cuestiones lógicas, no toma en consideración estos nuevos ejemplos de posibles situaciones de riesgo, queda desfasada con respecto a la modernidad y no contiene una planificación, una estrategia o una técnica específica para las situaciones de hoy en día. Se practican como si el tiempo y los avances nunca hubiesen ocurrido. A esto se le conoce como “escuela tradicional”.


"Somos evolucionistas y creemos que el arte marcial no esta terminado de descubrir y que puede adaptarse a los tiempos de hoy"




En cambio, nosotros y algunas otras escuelas más de defensa personal y artes marciales, somos evolucionistas.


Esto significa que consideramos que el arte marcial o la disciplina que entrenamos y utilizamos para defendernos, no esta terminada de explorar y que puede adaptarse a los nuevos tiempos, incluyendo entonces, situaciones de la vida moderna que nunca antes fueron contempladas.


El objetivo de esta inclusión, es preparar mejor y más apropiadamente al alumno con respecto a las situaciones que se viven en las calles de nuestros días, para que tengan más oportunidades de defenderse y sobrevivir.



Estos avances, por supuesto, traen nuevas incógnitas y pueden incluir o no, revisiones históricas de técnicas y conceptos que quizás deban evolucionar a la par para permitir una utilización más acertada, para decir de alguna manera, para el alumno en cuestión.



Para que se entienda mejor con ejemplos prácticos:


- En una escuela tradicional, nunca se enseñaría defensa personal contra cuchillo si el estilo o arte es un arte de mano vacía, porque según sus propias enseñanzas y manuales de entrenamiento, no existían técnicas de defensa contra cuchillo porque en aquellas épocas, simplemente no ocurría.


Entonces nunca hubo necesidad de progresar en esta arista y en consecuencia, no se desarrollaron técnicas para tal fín.



- En una escuela evolucionista, como nosotros, no habrá límites en cuanto al estudio de la defensa personal, ya que nuestro objetivo es incorporar justamente, nuevas situaciones de riesgo, que puedan llegar a ocurrir a cualquiera de nosotros.


Un ejemplo fácilmente entendible, es que en su mayoría, enseñan defensa contra arma blanca y en algunos casos, también incluyen armas de fuego.


Las armas de fuego no existían entonces cuando los estilos o sistemas de combate que entrenamos fueron diseñados, pero existe una necesidad real hoy en día de preparar al alumno ya que lamentablemente, el robo armado es una situación común.

Ahora quiero hacer una gran aclaración:

El hecho de incluir en el entrenamiento del alumno, la defensa personal contra arma blanca y contra armas de fuego, no necesariamente significa ninguna de las cuatro conclusiones siguientes:


- “Si me enseñan a defenderme contra arma blanca o contra arma de fuego, significa que puedo manejar cualquier situación que se presente”.

- “Voy a tener una acción a tomar por cada situación que me pase en la calle”

- “Estudiar esto es un negocio más de las escuelas para captar alumnos”

- “Estudiar esto no tiene sentido ya que en esas situaciones no se puede hacer nada. Hay que dejar que nuestro agresor haga lo que quiera”.

En primer lugar, existe una necesidad REAL, como explique antes, que viene dada por el alumno de aprender a defenderse ante dichas situaciones.


Para muchas personas, sentirse amenazados por un agresor armado es una situación de parálisis total. Y por supuesto, quien no sentiría miedo ante tal situación?


Pero la parálisis es algo que puede trabajarse y desarrollar una seguridad personal suficiente como para no quedar paralizado ante el agresor.



"Paralizarse ante el agresor, independientemente de nuestras acciones posteriores, es perder la vida"



Esto NO ES un “negocio nuevo”.


Es la adaptación de sistemas de defensa personal o artes marciales comprobados hace miles de años, a la vida actual.


Es ser mas realista, con respecto a que puede vivirse como experiencia negativa en la calle.


No incluir este tipo de técnicas, no estaría mal tampoco, pero generaría (y esta es sólo mi opinión personal) una falsa seguridad en el alumno que se derrumbaría inmediatamente al entrar en contacto con un agresor armado.



Tampoco tenemos la posibilidad de asegurar la salvedad 100% del alumno. Cortar o apuñalar a una persona es una acción motora sencilla y tremendamente devastadora.


Ni hablar de un arma de fuego entonces. PERO, si se puede indicar al alumno que acciones NO realizar porque ya está comprobado al 100% que no funcionan, entonces estaremos un paso más cerca de lo que sí funciona y un paso más cerca de salvarnos.




Hacerle entender al alumno mediante la práctica regular de estas técnicas, que la movilidad, la velocidad, la sincronización contra el enemigo, el equilibrio y la contundencia de nuestra respuesta debe NECESARIAMENTE ser diferente ante un enemigo armado que ante un enemigo desarmado, es recorrer un terreno de al menos 100km más de seguridad que el alumno/a agradecerá infinitamente.



Las situaciones que nosotros planteamos para los entrenamientos de arma blanca y arma de fuego hacen referencia a situaciones límites donde no es posible ESCAPAR o salir corriendo y enfrentar al agresor se vuelve una acción inminente.



"No siempre es posible encontrar una vía de escape. A veces, la situación nos supera y estamos obligados a actuar"



Por ejemplo, si el agresor estuviera armado y se mete en nuestra casa, nosotros como alumno/a entrenado/a deberíamos ser quienes manejemos la situación para poder proteger a nuestra familia. Pero en dicha situación, NO EXISTE la opción de escapar.



También hay que hablar sobre la falsa noción de que “si hago lo que me piden, no me va a pasar nada”. Esto no siempre es así.



Esta demostrado (y no lo digo yo) mediante videos de secuestros, robos , entraderas, salideras, etc que a pesar de que la víctima coopere en todo y le entregue a su agresor todo objeto de valor o dinero que tenga, el agresor varias veces decide terminar con la vida de la víctima, simplemente “porque sí”.


Entonces entrenarte en al menos, todas las cosas QUE NO hay que hacer porque no funcionan, me parece una opción más viable y más cercana a la realidad de nuestros días.


En todos los casos que estudiamos, a mis alumnos les digo siempre lo siguiente, antes de comenzar la práctica: “recuerden que el hecho de hacer perfectamente bien la técnica no significa salvarse. Todavía pueden cometer errores y quedar expuestos nuevamente a nuevas ataques con el arma del agresor”. Se los comunico, con el objetivo de no generar una sensación de "falsa promesa" o de "falsa confianza" en ellos.


Considero fundamental que nosotros como Maestros de la defensa personal, seamos honestos con nuestros alumnos y que informemos de manera correcta todos los peligros y situaciones que ellos pueden tener necesidad de enfrentar.



Espero Volver a encontrarte aquí nuevamente la próxima semana. Que estés muy bien.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo