• Sifu Diego Wolf

¿Porqué es importante entrenar Defensa Personal?



Hola de nuevo. Me alegra volver a encontrarte en mi blog.


Hoy quisiera hablarte sobre la importancia de entrenarse en el área de la defensa personal y cuales serían los resultados que cualquier persona debería esperar al iniciar nuestros entrenamientos.



Primero es necesario comprender que todas las sociedades son distintas y que cada persona tiene diferentes experiencias de vida.


Por eso, cada persona puede sentir y vivir el entrenamiento de defensa personal de manera muy distinta al resto.



"Es muy importante estar preparado/a en todo momento, independientemente de donde te encuentres"



Estoy dentro del grupo de personas que consideran que todos los problemas deberían solucionarse de manera pacífica y mediante un diálogo respetuoso y puntual. Sin embargo a veces, no existe en la situación, un espacio para el mismo y se terminan desarrollando agresiones físicas entre los "participantes" donde al menos una o más personas resultan agraviadas y lastimadas.


Seguramente hayas vivido en carne propia o al menos presenciado, algún hecho de esta índole. Por lo tanto, estoy seguro de que habrás notado que toda la acción ocurre en segundos. Y que aquella persona que no esté preparado/a para afrontar la situación, es la persona que termina lastimada.



"Existe un conjunto de reglas y conceptos teóricos dentro de la defensa personal"




Habiendo establecido este marco inicial, hablemos un poco de teoría de la Defensa Personal:


Dentro de la defensa personal se contemplan 3 roles y 2 tipos de situaciones, a saber:



Los roles son:


Víctima: Persona que recibe el ataque del agresor.

Agresor: Persona que ejecuta el ataque contra la víctima.

Observador: Persona o grupo de personas que participan de manera pasiva en la situación, observándola a distancia.



Importante: Para que el observador pueda llegar a participar de la situación, debe obligatoriamente, cambiar de rol. Es decir, o se transforma en otra víctima (probablemente, al intentar separar al agresor de la víctima termine lastimado) o en otro agresor (ingresa en la situación, en apoyo de la víctima o del agresor).


Existen a su vez dos tipos de situaciones: los desacuerdos y las peleas.


Los desacuerdos son situaciones donde existen discusiones acaloradas entre 2 o más personas. La discusión sube de tono conforme pasa el tiempo y no hay un trato amable, PERO NO existen agresiones físicas por parte de ninguno de los participantes. Para este tipo de situaciones, la defensa personal no plantea ninguna acción. Nuestra integridad física no está en peligro, por lo tanto, no es necesario intervenir.


Las peleas son situaciones donde ya existe una agresión física clara y decidida entre 2 o más personas. Ya no hay espacio para el diálogo, como explicaba antes, y pareciera que la única respuesta posible son los puños, por decir de alguna forma. Es en este punto, donde la Defensa Personal entra en acción.


¿Cómo funciona la Defensa Personal?



Para que una persona con al menos 3 meses de entrenamiento en defensa personal pueda defenderse de forma eficiente y rápida ante un agresor, debe haber una transformación de roles.


Esto significa que esa persona (víctima) reconoce y recibe la agresión física pero luego se defiende al interrumpir y atacar a su agresor. Entonces decimos que la “víctima” se transforma en un “agresor”.


Este cambio de roles es indispensable para poder lograr una defensa efectiva, ya que no es posible defenderse con acciones pasivas porque la agresión ya ha sido ejecutada.



"No es posible defenderse con acciones pasivas, ni diálogo ni distancia, cuando el agresor ya ha decidido atacarnos"



Nuestro agresor esta decidido a atacarnos, sin importar cuales son nuestros pensamientos, sentimientos o acciones con respecto a dicha situación.


Este es un punto dificil de comprender para muchas personas.



Existe el pensamiento (totalmente equivocado, es necesario aclarar) de que responder ante una agresión es “sumar violencia” en la sociedad.


Si nosotros somos las personas que fuimos agredidas por un tercero, cuando respondemos a la agresión nos estamos DEFENDIENDO, no estamos ATACANDO.



Estamos respondiendo ante una situación de mucha complejidad, que pone en riesgo nuestra vida de forma inminente e inesperada.


Pero hay que comprender que NO es posible defenderse de un agresor que YA HA TOMADO LA DECISION de atacarnos y producirnos daño, simplemente hablándole y diciéndole que “está mal” que nos este golpeando o haciendo daño.

Comprendo que el punto explicado arriba, es muy difícil de aceptar o entender para muchas personas.


Y de nuevo, no obligo a nadie a hacerlo. Pero SI hay que tener en cuenta que no es posible defenderse sin cambiar nuestro rol de “victima” por el rol de “agresor” ante nuestro “agresor”.


Cambiar nuestro rol pasivo (donde recibo la agresión y no hago nada para defenderme) a un rol activo (donde ejecuto mi defensa para frenar y resolver la situación) no siempre significa que vamos a golpear a nuestro agresor hasta "saciarnos", como a veces también piensa la gente.


En multiples ocasiones, defenderse puede significar utilizar técnicas de reducción en donde no solo se FRENA el ataque de nuestro agresor sino también se lo reduce y se lo deja inmovilizado.


Esto da tiempo al agresor para "enfriarse" y pensar con más claridad la situación y decidir un rumbo distinto, mientras que a nosotros nos permite recuperar el oxígeno y formular un posible plan de escape, si es necesario y en muchas ocasiones también pedir ayuda.


Nosotros contamos en nuestra escuela con 2 sistemas de defensa personal que pueden entrenarse y utilizarse para defenderse en la calle, de casi cualquier agresión: El Wing Tsun y el Escrima.


Dentro del Wing Tsun y el Escrima, existe un basto arsenal de técnicas que pueden utilizarse para confrontar al agresor y esto nos permite decidir, por ejemplo, si queremos inmovilizar a agresor mediante una palanca en un brazo o una pierna, o si queremos por ejemplo hacer una proyección para derribarlo en el suelo con la esperanza de que dicha demostración de habilidad combativa lo haga desestimar sus posteriores intentos de agresión o en los peores casos, puede ocurrir que no tengamos otra opción que atacarlo y golpearlo para dejarlo fuera de combate (inconsciente) porque su nivel de agresividad es DEMASIADO ALTO y el riesgo que nosotros corremos, tambien es MUY ELEVADO.



"Demostrar una gran habilidad para responder ante agresiones físicas genera confusión y desánimo en nuestro agresor pudiendo lograr que desista de ejecutar un nuevo intento y salvarnos la vida".



Por supuesto, la efectividad de una u otra técnica va a depender siempre de que es lo que nuestro agresor “nos permite” ejecutar. Quizás sus agresiones son relativamente fáciles de eludir, lo que nos permite ejecutar una defensa que no sea tan drástica y que nos permita controlarlo hasta que llegue la policía y tome cartas en el asunto.


En otros casos, quizás nos veamos obligados a responder de una manera más contundente ante la agresión debido a que estamos muy expuestos ante semejante ataque.


Una vez comprendido esto, hay que saber que dentro de cualquier escuela de artes marciales o de defensa personal, existe la DISCIPLINA y el RESPETO.


Este punto es importante, porque significa que si estamos bien entrenados y tenemos un buen maestro o instructor en nuestra clase, nos enseñará a NO utilizar nuestras técnicas para beneficio propio, o para sacar ventaja de otras personas, lo cual además de ser moralmente incorrecto, estaría cerca de ser un delito.



"Nada más lejos de la realidad"



Explico esto porque existe una incorrecta concepción social de que en una clase de artes marciales o defensa personal, se le enseña al alumnado a ser violento y a resolver todo con puños y patadas, lo cual no podría estar MAS LEJOS de la realidad.


En mis clases, a cada momento, resalto la importancia del buen diálogo y el respeto con el prójimo, además del respeto entre compañeros de clase, de la colaboración para que todos puedan crecer y desarrollar sus habilidades marciales por igual. El resultado: un ambiente de cooperación, amistad, conocimiento marcial y sobre todo, mucho respeto.



Volviendo al tema de la importancia de la defensa personal, algo que muy pocas veces se tiene en cuenta es el hecho de que es un camino, una vía hacia el Desarrollo del carácter, la formación del respeto, los ideales y los principios de un alumno.


Entonces, al participar y entrenar con nosotros, el alumno/a desarrolla su carácter y aprende a manejarse de manera correcta con el resto de las personas.



"La defensa personal es el camino hacia una vida mas plena y mas cerca de tus metas y objetivos"




Muchas personas, como contaba en la nota anterior, no desarrollan sus cualidades, habilidades excepcionales o talentos porque tienen miedo de ser criticados o ridiculizados por el resto de las personas.


Con nuestras clases, el alumno/a aprende a fortalecer su carácter, a escuchar solamente opiniones constructivas respecto de su situación particular y sus habilidades o talentos, y toma una nueva dirección en su vida.


También son un punto de reunión entre personas que se reunen por primera vez y que han vivido cada uno experiencias diferentes, haciendo que el grupo sea muy heterogéneo y nutritivo en cuanto al conocimiento y la creciente experiencia en el nivel grupal.


"Yo considero que la defensa personal es un camino de ida, hacia una vida mucho más libre y con mayor plenitud. Cual es tu opinión?"


Gracias por leer mi nota. Espero volver a encontrarte aquí la próxima semana. No olvides subscribirte a nuestro blog para leer nuestras notas apenas se publiquen.


Podés encontrar más información sobre nosotros en nuestras redes sociales y en nuestra página web: www.irkamarcial.com.ar.


Saludos.


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo